En este espacio podréis encontrar mi visión sobre el amor, el erotismo y la búsqueda

Made By: EvelynMayfair Copyright © 2013

viernes, 17 de noviembre de 2017

Uldan: Rechazo (Quinta Parte)

Nota: El siguiente escrito es un Fan-Fic basado en el anime (serie animada) de “Minerva no Kenshi” también conocida como “Fencer of Minerva” que a su vez está basada en las Crónicas de Gor.




Uldan: Rechazo (Quinta Parte)

A la mañana siguiente y con la misma frialdad de la noche anterior los guardias fueron por Nefert, dejándola con Iyari, la  cual había preparado un desayuno para ambas.

-Me enteré de lo ocurrido ¿Por qué no has aceptado tu nueva vida? Enki no es un hombre malo, cruel o poco atractivo, no lo entiendo
-Tu jamás lo entenderás, naciste como esclava y jamás tendrás tu libertad- Al ver una expresión de dolor en la cara de Iyari prosiguió- Lo lamento… Es solo que…
-Descuida, no tienes porqué disculparte, tienes razón, sin embargo, no podría ser más feliz
-Perdona
-Es la primera vez que te muestras arrepentida por algo- dijo con una leve risa- Sería bueno que mostraras esa actitud con tu Amo, ven vamos a ducharnos y a prepararte


-Señor, le he traído a Neferet como ordenó
-Abre la puerta, que pase; tu puedes retirarte
-Si señor, como ordene

Neferet esperaba instrumentos de castigo, una mirada furiosa, algún tipo de regaño o exigencia, sin embargo, solo encontró a Enki, sentado en su escritorio, revisando unos pergaminos con tranquilidad

-Buenos días Neferet, espero que ha hayas desayunado debidamente; Sírveme vino

la joven estaba totalmente fuera de sí, aquel hombre había mostrado una extraña manera de preocuparse por su bienestar y a su vez le ordenaba.

-¿Cómo pasaste la noche? Espero que hayas podido descansar, anda no te quedes ahí parada y sírveme un poco de vino, si gustas puedes servirte a ti también después de servirme a mi

Neferet extrañaba el sabor del vino, hacía varios meses que no probaba ni unas cuantas gotas, decidió obedecer por esa vez ese pequeño capricho con el fin de obtener un beneficio.

-Buena chica

Esas palabras le provocaron un nudo en el estómago, logrando ruborizarla.

-Jajajajaja me sorprende que una chica tan testaruda como tu pueda llegar a sonrojarse- la joven bajó la cabeza- Vamos, mírame- Ordenó Enki tomando la barbilla de la esclava, obligándola a verlo fijamente a los ojos- Eso está mejor, eres hermosa- Exclamó besándola suavemente- Ahora puedes beber

Neferet sirvió un poco de vino en una de las copas y bebió.

-Ahora tengo que salir, puedes quedarte en mi habitación o salir a pasear, ten en cuenta que no estaré presente y cualquier guardia puede castigar tus imprudencias, obviamente si eso sucede también recibirás un castigo de mi parte, ya que te has convertido en mi responsabilidad; ni se te ocurra hacerte pasar por una mujer libre, a pesar de no portar un collar, aún, todos saben quién eres- Enki la beso en la frente- Otra cosa, deseo que al anochecer te encuentres desnuda en mi cama y esperes hasta mi regreso


jueves, 26 de octubre de 2017

Uldan: Baños(Cuarta Parte)

Nota: El siguiente escrito es un Fan-Fic basado en el anime (serie animada) de “Minerva no Kenshi” también conocida como “Fencer of Minerva” que a su vez está basada en las Crónicas de Gor.


Uldan: Baños(Cuarta Parte)

-Nuevamente vienes amarrada, al menos esta vez caminaste hasta aquí tu sola y no tuvieron que arrastrarte; me comentó el señor Assur que tu nuevo Amo ha llegado, así que pretendo hacer algo especial para ti- Dijo Iyari una magnifica esclava de cabello azulado-Deberías aceptar tu nueva vida... Ven vamos, un buen baño siempre ayuda, he perfumado el agua y después te arreglaré para entregarte a tu amo.

El agua se encontraba a la temperatura ideal para Neferet, su aroma era agradable; sus pechos estaban adoloridos y aun se podían aprecias las marcas de las cuerdas en todo su cuerpo, las cuales le causaban una sensación irritante.

Iyari masajeaba a Neferet para aliviar la sensación producida por estar todo el día aprisionada por las cuerdas; sin decir una palabra, descendía y ascendía por la espalda de la nueva esclava, a Neferet le causaba una extraña sensación sentir las manos suaves de una mujer recorrer su cuerpo y percibir como jugueteaba con sus pechos. Sin percatarse se encontraba de pie siendo cuidadosamente decorada con telas azules que solo cubrían una parte de sus pechos y sus nalgas, Neferet se sentía avergonzada de sí misma por encontrarse en aquella situación tan incómoda y extraña.

-El collar deberá ponerlo tu nuevo Amo, te acompañare a entregarlo, por tu bien te suplico que no hagas esto más difícil, tu Amo te desea


-Señor, he traído a Neferet, su esclava
-Adelante
-Con su permiso señor- Ambas esclavas entraron a la habitación

Enki le costaba creer que aquella esclava que encontró por primera vez amarrada en su cama, era la misma chica frente a él; ambas lucían hermosas y tenía que admitir que las deseaba, sin embargo Iyari era la esclava personal de Assur y jamás la había exhibido para el deleite público, aún así, estaba complacido de la belleza de su esclava.

-Gracias Iyari, puedes retirarte- la esclava bajó la cabeza haciendo entrega del collar de Nefert y se retiró
-Neferet
-Si
-Si Amo- Corrigió Enki- ¿No piensas responder adecuadamente?  Muy bien, aproxímate y recoge tu cabello, te advierto que este collar irá en tu cuello de una forma u otra, pero deseo que me ruegues ponerlo
-Eso no pasará
-Por el contrario
-Tendrías que amenazarme de muerte
-No será necesario

Enki se aproximó a la joven y tomándola del cabello la beso bruscamente, causándole una extraña sensación de asombro y dolor, luego la levantó con facilidad colocándola en la cama

-Eres hermosa, tus pechos son magníficos y tu mirada me cautiva

Enki se apresuró a deshacerse de la ropa de su esclava y se recostó en sus pechos besándolos con suavidad y mordisqueando sus pezones, de súbito recorrió el vientre de la joven para terminar hundiendo su mano en el sexo de la joven, provocándole inmediatamente un gemido de exaltación.

-Tu cuerpo dice que estás disfrutando, te encuentras muy húmeda

Sus manos jugueteaban cada vez más con la joven, desde pequeños pellizcos hasta frenéticos y rítmicos movimientos dentro de su sexo que hacia gemir descontroladamente a Neferet; sin aviso, todas aquellas pasionales caricias se detuvieron en súbito, justo antes alcanzar el clímax.

-Pídemelo
-¿El qué?
-Ruégame que coloque tu collar y te haga mía
 Neferet solo negó con la cabeza.

Enki se levantó sin decir una palabra retirándose de la habitación; cuando la puerta volvió a abrirse no era él quien entraba, sino dos guardias que sin ninguna explicación, la amordazaron y amarraron para conducirla sin ninguna consideración a un cuarto oscuro, frío y con una cama de paja en la cual la abandonaron.


La joven no tenía idea de que estaba pasando, sentía un profundo rencor hacia Assur quien la había conducido por primera vez a ese lugar; hacia Iyari, quien a pesar de ser cálida con ella confundía sus pensamientos; hacia los guardias, tan crueles y despiadados que la trataban como a un animal herido y hacia Enki el cual continuaba siendo un misterio para ella.