En este espacio podréis encontrar mi visión sobre el amor, el erotismo y la búsqueda

Made By: EvelynMayfair Copyright © 2013

miércoles, 8 de abril de 2015

Sesionando: Día 3 (Parte II)


Aun me encontraba inmersa en la oleada de sensaciones, sin embargo ya no nos encontrábamos sesionando, solo quedaba mi amo y dos amigos.

Mi amo se despidió de los pocos invitados que aun hablaban amenamente en el comedor, indicando que iría a dormir, pero podíamos permanecer en la estancia por el tiempo que creyésemos conveniente.

La conversación duró poco, me sentía en el borde del abismo en un punto intermedio entre la conciencia y la inconsciencia, flotando en ese tortuoso estado que me impedía pensar o hablar con claridad.

Subí las escaleras, pedí el permiso e inició...

Una mano familiar acarició mi rostro y desde el primer contacto mi cuerpo y alma se rindieron ante toda resistencia o decoro. Los delicados movimientos me guiaron  hasta posicionarme en el centro de la sala, donde vendaron mis ojos.

Energía, eso era todo, mareas de deseo acumulado en mi entrepierna palpitante que se esparcieron por todo mi cuerpo con la misma furia del océano, nuestros labios se tocaron sin tocarse, absorbías mi esencia, todo cuanto sentía te alimentaba; tus dedos que no tocaban mi piel, te veía aún con el antifaz. Me doblegué ante tu voluntad. Fui tuya sin restricciones, el universo se esfumó en una explosión de aromas y cálidos palpitares de una piel torturada. Perdí cualquier noción de existencia, que no fuese ese momento en el que intercambiamos dolor y placer, en donde todos los matices se tintaron de placeres carnales.  La vara o el látigo solo fueron una extensión de la energía palpitante que gritaba por un beso.

Bese tus manos con la ternura de una niña que acaba de experimentar el más dulce manjar y tu voz fue un eco ambarino el cual cristalicé en ese rincón que solo sueña con complacer nuevamente a esas manos que congelan el tiempo...


Cuando todo concluyó no reparé en el tiempo que se doblegó al igual que yo, o en mi alma que se sintió tan liviana, como si toda preocupación hubiese desaparecido y solo quedase esa tranquila sensación que otorga la carne. 

viernes, 27 de marzo de 2015

Sesionando: Día 3 (Parte I)


¿Acaso existe algún manjar que supere al sabor de una mujer?

3 sumisas, 3 Dominantes... una noche inolvidable.

Antes de darme cuenta esa delicada figura se encontraba sobre mi rostro, su piel tostada y nalgas rosadas eran una espléndida visión.
Mis manos estaban atadas a la altura de su cintura, sus manos también eran atadas por finas cuerdas de algodón a la altura de su cabeza justo donde otros pechos aguardaban  para ser besados. Esa fue la posición deseada por nuestros torturadores, los cuales arañaban nuestras pieles para teñirlas de carmín; mi cuerpo reposaba sobre la alfombra, mi rostro se adentraba en la húmeda hendidura y mi abdomen quedaba protegido por el tercer cuerpo... el único lugar que quedaba al descubierto eran mis muslos y vagina, la cual penetraban con un delgado y largo vibrador que se adentraba cada vez mas y con mayor intensidad, mis muslos se contraían con brusquedad, sentía sofocarme, y la desesperación provocada por no poder juntar mis piernas acrecentaba a cada segundo. Pero tenerla junto a mí era todo un deleite, observar como mi amo o el suyo  dibujaban marcas rojizas en su piel, sentir sus rítmicas contorsiones, escuchar sus suaves gemidos, saber que era parte de esa tortura, de ese estado de confusión, en el cual se pierde la noción del dolor o del placer, ese momento en donde te encuentras perdida o indefensa ante las múltiples sensaciones en donde tu mente no sabe que elegir, a que prestarle atención... ¡Vaya delicia! 

Del tercer cuerpo poco sé. Se encontraba casi fuera de mi visión, pocas veces pude apreciar sus rasgos, esa excitante expresión en su rostro, o como mordía su labio inferior al sentir una caricia o como abría de manera casi imperceptible sus labios al sentir el calor del látigo.    

Cambiamos de posición, ahora me encontraba de rodillas sobre la tercera chica, me resultaba incomodo, extraño... más bien me parecía una posición vergonzosa en donde no podía huir del dolor o del placer, mis brazos se encontraban completamente inmovilizados y mis piernas luchaban para mantener la postura, la húmeda sensación de unos labios se adentraron en mí por vez primera. Los pechos de esa hermosa figura reposaban en mi rostro, delicado sabor a terciopelo.

Todo concluyó tal como inició. Sin ser consciente de cuándo o como.


Solo queda decir que amé cada golpe, cada beso, cada caricia y a mis dos amadas chicas. 

lunes, 23 de marzo de 2015

Sesionando: Día 2 (Parte I)



El bar de siempre, un lugar del centro, oculto entre las callejuelas. El sitio de reunión para el ámbito BDSMS, para todo aquello considerado “underground”. Llegamos tarde siendo conscientes de ello, pretendíamos evitar todas las presentaciones y platicas protocolarias que tantas veces hemos escuchado.

Mi amo fue el primero en jugar con esa nueva y hermosa mujer. Sus cabellos rubios se mecían a causa de los azotes recibidos, yo permanecía hincada a los pies de la joven, mientras la consolaba con besos en su cuello y orejas. Ese juego duró poco, pues ella debió retirarse de la fiesta por asuntos personales.

Mi rostro se iluminó de alegría en cuanto los vi llegar, estaba ansiosa por jugar, y volverá ver su figura junto a la mía.

Pronto nos encontrábamos amarradas de las muñecas con esposas de cuero, en un poste de un diminuto patio interno. Comenzaron los azotes en brazos, espalda y posteriormente en los muslos.


Nos besábamos y mordisqueábamos los pezones tanto como nos permitía la distancia y nuestros movimientos a causa del dolor, pronto se incorporó al juego una mujer con cuerpo de niña, era delgada y apenas poseía pechos, fue divertido observas su rostro; sin embargo estaba mas concentrada en mi pequeña presa; que absurdo es pensar que puedo llegar a ser el cazador de esta historia, sin embargo solo deseaba sentir la suavidad y humedad de sus labios, hacerla gemir de placer, ver reflejado su pasión en su rostro.  Y aunque fuese una pequeña fracción de todas sus emociones me alegraba ser parte de ello. 

martes, 17 de marzo de 2015

Proyectos: Primer cuadro


Por fin he terminado el primer cuadro de los 12 que planeo hacer. Es el más extraño, porque será el único que incluya a un hombre ¿Por qué? Simplemente porque no planeé hacer una exposición hasta que inicié la creación de ese cuadro, por ende creo que se merece ser el primero de la lista.

Pongo la imagen “desenfocada” ya que o quiero arruinar la inauguración jajajaja.

¿Dónde/cuándo será?  Ni idea... ya se irán dando las cosas, el primer paso es cubrir el 70% de los cuadros.


Agradezco de manera especial a todas las chicas que se prestaron para ser mis modelos y me permitieron hacerles una sesión fotografía o me enviaron algunas de sus fotografías. De igual forma agradezco a las que no, pues este proyecto se trata de romper las cadenas morales de la sociedad; y conocer la causa de cada propuesta aceptada o rechazada me retroalimenta.  

lunes, 9 de marzo de 2015

Una sesión inusual


Hicimos una llamadas para organizar la reunión privada, sin embargo queríamos algo muy nuestro y especial, no mantenemos buena relación con los grupos de BDSM o al menos, no durante mucho tiempo, cuando iniciamos a conocer a las personas nos damos cuenta de que no compartimos prácticamente nada en común, y nuestra “manada” está prácticamente disuelta, que esperábamos después de tanto.

No fue tan difícil la decisión tres buenos amigos con sus parejas. En teoría...

El primero falló junto con su pareja desde muy temprano nos comunicó que le sería imposible asistir, la otra chica no lo hizo, hasta bien entrada la noche, un mensaje y nada más.

-Vaya mierda- pensé- Dos no vienes y a ella se le ocurre dejarnos plantados sin un mensaje mas concreto.
 
Solo estábamos nosotros dos viendo una película de acción japonesa cuando sonó el móvil.
-Otro fallo, seguro...

Por el contrario, la última pareja llamaba para confirmar la ubicación, se encontraban algo desorientados. Era extraño pues la chica de nuestro amigo era nueva en el ámbito BDSM y era la primera vez que nos veríamos, tenía mis dudas del desarrollo de la sesión, pues solo seríamos cuatro y con ella tendríamos que introducirla.  Para mi esa noche estaba sentenciada de juegos de mesa y alcohol.

Charlamos y llegamos a la conclusión de que debíamos ir por la chica que no avisó a tiempo, secuéstrala y hacer que pagara por la falta de prudencia en cancelar tan tarde, fuese cual fuese la razón.  

Me arme con un dildo de obsidiana y los demás con sus gabardinas o chamarras.

No fue nada difícil convencerla de venir, no forcejeo ni nada por el estilo, lo que arruinó nuestro plan de secuestro, pues ¿Qué es un secuestro si no hay resistencia por parte de la víctima?

De ese momento en adelante la noche tomó un giro inesperado. Hacía mucho que no jugábamos en grupo, no lo pensé dos veces y me abalancé sobre Alice, tenía tanto sin verla, sin escuchar su voz y sopesar sus pechos, sin oler su piel, ese mismo aroma tan característico de ella. Un instinto salvaje se apodero de mis movimientos, no suelo ser la dominante ni mucho menos la activa pero esa noche no fui otra cosa que su torturadora de sensaciones. Calor, frío, dolor y placer, masajeé tortuosos y el filo de una navaja.
Mi amo en en silla, con su tarro de cerveza observando complacido la situación de múltiples gemidos, se que le fascina observarme en ese trance salvaje sometiendo a otras mujeres.

Mas a la derecha se encontraba la otra pareja, demasiado distante, quizá era demasiado la escena, pero no le di importancia, lo único que ocupaba mi mente era teñir de líneas rojizas en aquella piel y arrebatar gemidos de esos diminutos labios.

Llego mi turno de la tortura y el instrumento predilecto de la velada fueron las cuerdas y la katana sin filo de mi amo.    Las pinzas también se hicieron presentes pero en menor medida, luego las intermitentes charlas para relajar el ambiente y mas tortuoso placer.


Sin duda una excepcional e inusual velada que espero que vuelva a ocurrir, y esta vez me gustaría arrancar los gemidos de la joven piel de la inexperta muchacha que cautivo mis ojos con sus hermosos pezones y sus facciones delicadas. 

sábado, 28 de febrero de 2015

No he llegado a escribirte


Un verso en el viento. Reflejo que trasciende a lo etero y lo mortal. Aroma a café y sal.
No pude escribirte, te amé sin conocerte. No recuerdo nadie antes de ti, nadie que desafiara mi ingenio, excusas para verte.

Te dibujé como eres, sin absurdos retoques divinos con los que suelo ensalzar a mis musas. No llegue a escribirte una sola palabra, solo quede atónita ante la complejidad de tus pensamientos.      

No esboce tu sonrisa en un recuadro celestial. Me prohibí imaginarme rozando tus dedos o besando cada poro de tu cuerpo.

No logré cubrirte con los mantos de una diosa, solo disfruté tu enmarañado cabello y ropaje harapiento.

No te observé acompañada de ninfas mientras jugueteabas por el bosque, solo sumergida en papeles y palabras.


No preparé la huida más cobarde, ni nombre los sentimientos, solo conocí tu nombre. 

miércoles, 25 de febrero de 2015

Miedo


Temor  a cometer el error de la fantasía, de escribir un sinfín de historial olvidadas. Terror a enamorarme de la musa carcomida del vacío. ¿Cuánto dolerán los sentimientos encadenados en aquel baúl polvoriento? Eco de silencio.  El tortuoso respirar de un gélido corazón ¿Permitas mi existencia junto a la tuya? Mis ojos se encuentran cansados de absurdos romanticismos, mis manos se niegan a idealizar memorias.

Sin embargo; no conozco, no deseo otra manera. El placer a la agonía; Sacrificio por las letras suicidas.